Traductor

VIA TWITTER

julio 20, 2011

PROPIEDAD HORIZONTAL.

PROPIEDAD HORIZONTAL. DAÑOS Y PERJUICIOS. Objetos y líquidos (“orín”) arrojados hacia el techo de una unidad funcional. RESPONSABILIDAD DE LOS COPROPIETARIOS DE LA UNIDAD DESDE LA QUE SE ORIGINARON LOS DAÑOS. RESPONSABILIDAD DEL CONSORCIO POR LOS DAÑOS CUYA AUTORÍA NO SE HA PODIDO IDENTIFICAR. Art. 1119 del Código Civil. Arts. 6 y 15 in fine de la ley 13.512. PROCEDENCIA DE LA DEMANDA. DAÑO MORAL. Cuantificació


Demostrado que del departamento de propiedad de la codemandada Guidi Di Palazzo se arrojaba orín que caía al techo del patio de los actores el resarcimiento de los daños contra esta codemandada es procedente (conf. art. Undécimo del Reglamento de Copropiedad y Administración, y arg. art. 1119 del Código Civil y 6 inc. b y 15 última parte de la ley 13.512).”

“Por aquellos daños sobre los que no pudo ser identificado quién los causó, ni de cuál de las unidades se originaron, deberán responder todos los copropietarios de acuerdo al porcentual establecido para sus respectivas unidades, en el Reglamento de Copropiedad.”“La apreciación conjunta de las normas contenidas en los arts. 6 inc. b y 15, última parte del la ley 13.512 y el artículo undécimo del Reglamento de Copropiedad otorga fundamento al reclamo indemnizatorio contra el consorcio.”“La circunstancia de que los actores tuvieran que tolerar que desde otras unidades del edificio en el cual habitan, arrojen diferentes objetos y líquidos en el techo de acrílico de su propiedad, torna procedente la indemnización por daño moral, pues las molestias y contrariedades generadas poseen entidad suficiente para configurar los padecimientos propios de la lesión moral.”“El desconocimiento de la unidad de la que proviene la cosa, la autoría anónima de daños por cosas caídas o arrojadas desde un edificio, tampoco legitima pasivamente a todos los habitantes o propietarios sino sólo a aquellos de las unidades desde las que razonablemente pudo caer o ser arrojada. Sin embargo, en la especie, una previsión inserta en el reglamento de copropiedad responsabiliza a los copropietarios en la medida de su participación en la comunidad en los casos de daño de causalidad anónima. Esto cambia totalmente la solución que daría al caso porque, no siendo de orden público lo normado en el art. 1119, la comunidad consorcial puede asumir la reparación del daño.”(Dr. Liberman, según su voto
fuente: el dial 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Su comentario aguarda moderacion. Será respondido a la brevedad.